ADIESTRANDO A MI MASCOTA

Vaporizadores, Moda adolescente
9 abril, 2019
EL FUROR DE LAS HUERTAS VERTICALES
10 abril, 2019

ADIESTRANDO A MI MASCOTA

En la mayoría de los hogares hay un perro como mínimo. Existen distintas formas de adiestrarlos de forma correcta, es decir que hay que seguir una serie de pasos y técnicas más efectivas para que el entrenamiento sea fructuoso.

El adiestramiento de nuestro compañero debemos realizarlo de forma constante, es decir, realizar un trabajo de entrenamiento tres o cuatro veces por semana, de forma continua y perseverante. Debemos comenzar las sesiones después de haber realizado un largo paseo con nuestro perro, es fundamente que se haya desahogado, que haya corrido, jugado y hecho sus necesidades antes de comenzar cualquier sesión de entrenamiento, sobre todo si es de una raza activa cómo la raza Dóberman o Pitbull. Un perro que no se haya cansado jamás aprenderá correctamente, porque sencillamente no se concentrará.

Para realizar las sesiones de entrenamiento debemos elegir un lugar tranquilo, donde ningún otro perro nos distraiga, ni haya ruidos intensos o paso constante de gente. Necesitamos cierta intimidad para que nuestra mascota aprenda lo máximo posible y se concentre.

Debemos llevar regalitos como sinónimo de premios para nuestro perro cuando haga bien los ejercicios, como por ejemplo galletas para perros, trozos de salchichas o de pan, pueden ser unos premios perfectos. Los mimos y caricias también son buenos premios para complementar con los otros en forma de alimento.

Cuando nuestro perro haga bien un ejercicio, le felicitaremos con entusiasmo, alentándolo diciéndole ¡Bien! ¡Bien hecho! ¡Así se hace! ¡Muy bien! Le daremos una galleta o trozo de salchicha como premio y le acariciaremos. El debe saber que estamos contentos porque lo ha hecho bien, es fundamental.

Cuando nuestro perro haga mal el ejercicio, simplemente volveremos a la postura inicial y comenzaremos el ejercicio de nuevo. Cuando llegue a la parte donde comete el error, simplemente le diremos con voz firme ¡No! No es necesario gritarle ni castigarle, tampoco le daremos ningún premio.

Debemos tener en cuenta los errores que nunca debemos cometer al momento de enseñarles ciertos comportamientos a nuestras mascotas.

Nunca grites, regañes o le pegues a tu perro. El castigo físico o psicológico no es efectivo, está más que demostrado y es una crueldad. Nunca te desesperes, la paciencia es la madre de todas las ciencias y el adiestramiento de un perro conlleva tiempo, deberás tener mucha paciencia.

Tampoco utilices collares de ahorque o tortura, es una crueldad innecesaria. Existen mil formas efectivas de adiestrar un perro y ninguna de ellas se realiza mediante castigos o torturas. Tene en cuenta de siempre utilizar su y después dale la orden.

Las sesiones de entrenamiento no deben durar más de media hora, si superamos la media hora, debemos jugar un rato no inferior a quince minutos antes de volver a comenzar la sesión de entrenamiento. No hay que superar la hora diaria de entrenamiento, ya que pueden estresarse.

Durante dichas sesiones debemos ejercitar una sola orden hasta que la aprenda correctamente, no podemos enseñarle mil cosas, ni tan siquiera dos cosas en una sesión, debemos ir paso por paso, día por día.

Acordemosno de usar siempre la misma orden para cada ejercicio, si un día le enseñamos a sentarse con la orden de “Sit”, no podemos cambiarla al día siguiente o a la semana siguiente por “Sentate”, debemos mantener siempre las mismas órdenes.

Algunas de las consultas más recurrentes a los profesionales de adiestramiento, es como enseñar a nuestro perro a pasear a nuestro lado. Como respuesta a esta pregunta, se dice que necesitaremos atar a nuestro perro con una correa corta, de no más de un metro de largo. Comenzaremos a caminar en la zona destinada al entrenamiento con cuidado de que nuestro perro nunca intente ir por delante de nosotros. Cuando lo intente, daremos un giro de 180º de forma que tomemos un nuevo rumbo, esto lo desorientará un poco haciendo que esté atento a nosotros.

Otro de los ejercicios para que camine a nuestro lado, es dar paseos a ritmo medio – fuerte, dando giros de 90º ó 180º de forma inesperada. Si nuestro perro intenta ir por delante de nosotros, daremos un giro de rumbo de forma que tenga que variar y destensar la correa para seguirnos.

Siempre recordá que cuando usas premios, para felicitar a tu perro porque cumplió las órdenes, estas creando una asociación positiva con el comportamiento correcto y tu perro querrá hacerlo por sí solo. Por ejemplo, si le das premios y atención cada vez que se acuesta en su cucha, entonces él elegirá quedarse en ese lugar porque se siente bien allí y recuerda la sensación agradable de tu atención y golosinas.