FORESTAR, ES SINÓNIMO DE OXIGENAR.

LAS SEMILLAS ESTAN DE MODA
9 abril, 2019
RECICLAR, SINONIMO DE (RE) UTILIZAR
9 abril, 2019

FORESTAR, ES SINÓNIMO DE OXIGENAR.

En los últimos años en nuestro planeta, vamos perdiendo grandes masas forestales, como consecuencia de la deforestación o de la destrucción forestal. Estos bosques cumplen importantes funciones en los ecosistemas, como servir de hábitat para las diversas especies o mitigar los efectos del calentamiento global.

En este contexto, surge la importante necesidad de reforestación del territorio para frenar está pérdida de ecosistemas y detener el gran deterioro que está teniendo el planeta.

Llamamos reforestación al hecho de repoblar un territorio con árboles. Generalmente, dicho territorio estaba en su pasado reciente (anteriores cincuenta años aproximadamente) poblado de árboles y bosques que fueron deforestados por distintas razones, como construcción de distintas infraestructuras, crecimiento de zonas urbanas, el aprovechamiento de la madera con fines industriales o de consumo, aumento de los límites agrícolas y ganaderos o bien, se destruyeron por diversos factores como los incendios, bien sean provocados, accidentales o por fenómenos naturales.

Lo ideal en la reforestación es que las especies sean autóctonas, aunque también pueden traerse de otros lugares, pero lo mejor es que sean árboles de crecimiento rápido.​ En general, sembrar y reforestar tierras en mal estado tiene un efecto positivo, por la mejora ambiental y de los recursos.

La reforestación es una acción imprescindible para la supervivencia del hombre y otros seres vivos en este planeta.  

Algunas de las funciones más importantes de los árboles y los bosques, y que pueden entenderse como parte de la propia importancia de la reforestación, en nuestro planeta son:

Los árboles (y las plantas) realizan la fotosíntesis. En este proceso, utilizan parte del dióxido de carbono que nosotros emitimos al respirar o en nuestras actividades diarias y lo transforman en oxígeno, entre otros productos. Por lo tanto, la reforestación es importante para la producción de oxígeno en nuestro planeta y así abastecer a los seres vivos que en él habitan.

Los árboles de las grandes extensiones boscosas tienen la capacidad de atrapar y eliminar partículas contaminantes como polvo, polen, humo y cenizas que pueden resultar perjudiciales para nuestros pulmones.

Los árboles con su efecto de utilizar y convertir el dióxido de carbono en oxígeno, ayudan a disminuir el efecto invernadero en nuestro planeta. También son agentes importantes para asegurar la conservación del agua y disminuir la erosión del suelo. Gracias a la reforestación, conseguimos frenar las corrientes de aguas torrenciales en el suelo y reducir la erosión y sedimentación de los ríos.

Algunos de los objetivos que persigue la reforestación son:  

  • Construcción de viveros y producción de plantas.
  • Repoblación de áreas verdes. 
  • Identificar el avance de las dunas de arena. 
  • Producción de madera, celulosa, fruta, fibras o combustibles.
  • Preservar el suelo de la erosión y mejorar la cuenca hidrográfica.
  • Establecer áreas protegidas para el ganado, usando las técnicas de producción intensiva.
  • Formar zonas de protección contra la acción del viento y así resguardar los cultivos.
  • Tener una fuente de madera para producción de energía doméstica.
  • Construir espacios de ocio.

Reforestar es vital para los ecosistemas terrestres y para las personas, pues ayuda a la recuperación de cuencas hidrográficas; crea barreras contra el viento, protegiendo los cultivos; detiene la erosión de los suelos, debido a que mantiene estables los niveles de humedad y nutrientes en el suelo; absorbe las partículas de carbono en el aire. En otras palabras: reforestar ayuda a potencializar los servicios ambientales que ayudan a mejorar la calidad de vida de los habitantes.

Es necesario concientizar a la sociedad de que la reforestación es un arma para mantener los llamados pulmones de la Tierra, si no queremos que la calidad de vida futura se vea claramente perjudicada.

Teniendo en cuenta que para abastecer el oxígeno de una sola persona al día se necesitan 22 árboles y que lamentablemente en Argentina, el 70% de los bosques nativos fue deforestado. Si cada uno de nosotros, es decir, cada uno de los 44.000.000 se encargue personalmente de plantar, al menos, 5 árboles por año; en el lugar que desee, sea en la ciudad, pueblo, campo, propia casa.

Por supuesto que, quien quiera colaborar plantando más, está totalmente aprobado.  Eso fue sólo el primer punto. El segundo es que todas las personas o grupo de personas que posean tierras utilizadas para cultivar granos, criar ganado, etc.; rodeen sus tierras con árboles.