AHORREMOS EN ENERGÍA.

El mal de la carne cruda
29 abril, 2019
VEHÍCULOS SUSTENTABLES DEL PRESENTE Y FUTURO
29 abril, 2019

AHORREMOS EN ENERGÍA.

Una de las formas más fáciles de ahorrarnos un dinero al año, es revisando el gasto eléctrico que hacemos en casa. Sencillos actos diarios pueden ayudarnos a conseguirlo, y lo notaremos en el bolsillo y en el planeta. ¿Se te ocurre algo mejor para un mundo más sostenible y mejorar tu economía?

En el verano, es clave tomar ciertas costumbres, como mantener ventanas abiertas o ventilar por la noche, cuando bajan las temperaturas, y cerrar durante el día, y aprovechar a comer fresco, cocinando menos y gastando menos. En el caso de contar con aire acondicionado, lo ideal es colocarlo a 24 grados, o no bajar de los 22. Si descendemos a 21 grados, aumenta considerablemente el gasto.

En invierno, airear no más de 5 minutos y optar por diferentes trucos para mantener el calor, como los paneles reflectantes para los radiadores, estos funcionan haciendo rebotar el calor proveniente de su parte trasera mejorando la eficiencia de la calefacción en un 30%, o instalar perfiles aislantes, son algunas de las opciones que van a optimizar la calefacción y controlar el gasto.

En cuanto a los aparatos electrónicos y electrodomésticos, el famoso stand by supone un gasto energético innecesario que notamos en la factura. Un televisor toda la noche en stand by, puede llegar a gastar igual que 2 hrs en funcionamiento. Por eso, es indispensable desenchufar aquellos que no vayamos a usar, incluyendo cargadores de teléfonos. Algunos aparatos, los que tienen transformadores, consumen electricidad sólo con estar enchufados y suponen gastos innecesarios al cabo de un año.

Al optar por lámparas LED o de bajo consumo, lo que pueden reducir hasta en un 80% el consumo en electricidad, y fijarnos en la etiqueta energética de los nuevos electrodomésticos que vayamos a adquirir, son aspectos indispensables si queremos ahorrar dinero en nuestra factura eléctrica y, de paso, consumir energía de forma más sostenible. Recorda reciclar estas lámparas de bajo consumo porque contienen mercurio. 

Evitemos los ‘electrodomésticos vampiro’, nos referimos al microondas, o un televisor de tubo, que consumen mucho encendidos, e incluso apagados pero enchufados, son medidas sencillas y que suponen un gran ahorro.

Para complementar el ahorro, no está de más informarnos sobre nuevos gadgets para ahorrar energía, por ejemplo, como los que disponen de mini paneles solares, que aprovechan la energía del movimiento, o fotovoltaica, para generar electricidad que puede aprovecharse para cargar pilas, teléfonos móviles, iluminar espacios, cocinar, estos son prácticos y además ahorran energía y dinero. 

Rápidamente te dejamos los 10 consejos más importantes para que apliques en tu casa:

  1. Apagar las luces al dejar una habitación. Podes ahorrar entre el 8 y el 20 por ciento de la energía destinada a la iluminación.
  • Mantener limpias las lámparas supone un ahorro del 20 por ciento. Un foco sucio pierde 50 por ciento de su luminosidad.
  • Sustituir focos incandescentes por bajo consumo ó LED: utilizan un 80 por ciento menos energía y duran mucho más.
  • Utilizar sensores de iluminación para que las luces sólo se prendan cuando sea necesario.
  • Con los aires acondicionados, utilizarlos con una temperatura de 24º. En los dormitorios se pueden rebajar entre 3° y 5º.
  • Al finalizar la carga de la batería de un celular, notebook o tablet, desconectar el cargador, porque sigue consumiendo.
  • Colocar la heladera a 15 centímetros de la pared para una mejor circulación del aire del motor. Evitar abrir y cerrar la puerta reiteradamente.
  • Usar el lavarropas a plena carga y en programas cortos. Evitar la función secado, ya que es la de mayor consumo.
  • Los electrodomésticos en modo stand by consumen un 10 por ciento de energía. Se recomienda apagarlos por completo.
  1. Configurar en modo ahorro de energía los equipos que no se pueden apagar.

Gracias a apretar un botón iluminamos una habitación, escuchamos música o vemos la televisión; gracias a la electricidad podemos conservar los alimentos por varios días en buen estado; en algunos casos también podemos refrigerar la casa en verano y calentarla en invierno. El uso de electricidad es indispensable en nuestros días y no siempre somos conscientes de la facilidad que aporta a la vida diaria, claro, hasta que se corta la luz…

Más allá de las responsabilidades sobre los cortes de energía, no menores, que tengan las empresas que proveen de luz, también nosotros debemos tomar consciencia que el ahorro de energía es necesario para el planeta.

Con estas pequeñas acciones cotidianas se puede ahorrar el consumo de energía en nuestros hogares.