EJERCICIOS Y PESO SALUDABLE

EL CAMBIO CLIMÁTICO, TAMBIEN ES TU PROBLEMA.
29 abril, 2019
LA ERA DE LOS YOUTUBERS
29 abril, 2019

EJERCICIOS Y PESO SALUDABLE

El ejercicio físico es más determinante que la dieta para mantener la pérdida de peso.

¿Es más productivo hacer ejercicio o seguir una dieta para mantener la pérdida de peso? Esta pregunta es la que ha motivado un trabajo de investigación a cargo de expertos de la Universidad de Colorado (EEUU), que han tratado de responder a la cuestión de si es mejor mantener unos niveles altos de actividad física o por el contrario basar la estrategia en la restricción calórica.

En respuesta de los resultados del estudio, publicados en la revista Obesity, parece que es más efectivo practicar ejercicio físico con regularidad antes que reducir o controlar la ingesta de alimentos. 

Los hallazgos revelan que quienes logran mantener una pérdida de peso dependen más de la actividad física para mantener el equilibrio energético que de la limitación crónica de la dieta. Para el estudio se tomó como referencia a tres grupos definidos: dos con el mismo peso corporal, de aproximadamente 70 kilogramos, y un tercero con un peso que rondaba los 95 kilos. Pero uno de los dos grupos con peso normal, realizaba ejercicio físico de manera habitual.

El total de calorías quemadas y consumidas cada día por quienes mantienen mejor la pérdida de peso, es decir, los más activos, fue significativamente mayor (300 kcal/día) en comparación con el de las personas con peso corporal normal, pero no fue significativamente diferente al de las personas con sobrepeso/obesidad.

Del total de calorías quemadas, la cantidad por parte de los quienes practican ejercicio físico fue significativamente mayor (180 kcal/día) en comparación con la de los individuos con peso corporal normal y con sobrepeso/obesidad.

El grupo que mantiene la pérdida de peso de manera más eficaz demostró también niveles significativamente más altos de pasos por día (12.000 pasos por día) en comparación con los participantes con un peso corporal normal (9.000 pasos por día) y los participantes con sobrepeso/obesidad (6.500 pasos por día).

Adelgazar es uno de los principales propósitos que incumplimos sistemáticamente a pesar de que es vital para gozar de una buena salud y prevenir enfermedades.

Quemar grasa y perder peso no solo es posible sino necesario. Está documentado científicamente la incidencia del sobrepeso y la obesidad como factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades de diverso tipo. Y es que, un índice de masa corporal elevado, es decir, la relación entre el peso y la talla que sirve de indicador, puede ser sinónimo de:

  • Enfermedades cardiovasculares (principalmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares).
  • Diabetes.
  • Trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy discapacitante).
  • Algunos tipos de cáncer (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula, riñones y colon).

Como indica la Organización Mundial de la Salud, la obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Igualmente, los niños obesos sufren dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

La OMS recomienda un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física moderada a los adultos entre 18 y 64 años, que pueden repartirse en 5 series en 30 minutos. Aunque también se puede incrementar hasta los 300 minutos semanales siempre y cuando nuestras circunstancias nos lo permitan. Tendremos que adaptar tanto la intensidad como la duración dependiendo de la edad y de posibles dolencias. 

Te recomendamos que si tenes la más mínima duda, consulta con tu médico, que al igual que sucede con la dieta, sabrá orientarte y aconsejarte adecuadamente.