La importancia de leer un libro

PRECAUCIONES CON LAS RAZAS PELIGROSAS
29 abril, 2019
Algunos beneficios del café que quizá no conocías
29 abril, 2019

La importancia de leer un libro

Hacer que los chicos lean no es una tarea sencilla cuando se compite a diario con la tecnología: cada día es más frecuente ver a los más pequeños divertirse con tablets o smartphones, a pesar de que a veces aún no sepan leer ni escribir.

Además de que la lectura a temprana edad ayuda a que los niños se familiaricen más rápido con el lenguaje, mejorando su vocabulario e introduciendo nuevas palabras a su dialecto, leer estimula la imaginación y la creatividad logrando que los chicos se interesen más por las cosas que los rodean.

Por ello, es tarea de los padres sumergirlos en este fantástico mundo de palabras e historias y hacerlos parte de los grandes beneficios que aporta esta actividad a todas las personas, independientemente de la edad.

Pasar de los aparatos tecnológicos a las páginas de papel no es una tarea sencilla, sobre todo cuando los chicos han nacido en una era donde todo su entorno está digitalizado, por eso hay que comenzar de a poco y atraparlos en este hábito:

-Lo primordial para que los chicos se apasionen por la lectura es encontrar un material que los enganche. No todos los jóvenes tienen el mismo gusto: pueden preferir la ficción, las novelas, los cuentos, y por qué no los comics o las revistas. ¡Aquí todo cuenta! Lo importante es que sea un texto acorde a su edad y que puedan comprender.

-Los padres deben aprovechar que los chicos se encuentran en una edad en la que imitan todo para predicar con el ejemplo. Si un chico ve a sus papás leyendo, es muy probable que se despierte su curiosidad y también quiera adentrarse al mundo de la lectura.

Leer ayuda a que la capacidad de atención de los chicos mejore y así también su rendimiento en el colegio. El niño aprenderá a expresar mejor sus ideas y sentimientos al mismo tiempo que desarrolla su capacidad de pensar, su memoria y su concentración.

La lectura nos lleva a otro mundo y despierta la creatividad de los más pequeños. La imaginación del chico comenzará a volar con el correr de las páginas y se sumergirá en nuevos mundos.

Algunos consejos para incentivar la lectura

  • En el próximo cumpleaños o navidad, incluir al menos un libro.
  • Establecer un momento para compartir una lectura con ellos: basta con dedicarle 20 minutos al día para que al niño se le haga hábito.
  • Crear un ambiente adecuado para la actividad: puede ser a la noche antes de acostarse a dormir, en la tarde en un determinado rincón de la casa o en el lugar que ellos elijan.
  • Hay que presentarle a los chicos la lectura como algo divertido y no como una obligación.
  • Es muy importante que el niño participe en la lectura y animarlo a que preste atención: pueden alternarse páginas para que todos lean, hacerle preguntas sobre los personajes, sobre el final o pedir una opinión sobre el final de la historia.
  • Descubrir qué libros le atraen más y dejar que experimente con otros géneros literarios a medida que va creciendo.