PRECAUCIONES CON LAS RAZAS PELIGROSAS

EL FUROR DE LAS HUERTAS VERTICALES
10 abril, 2019
La importancia de leer un libro
29 abril, 2019

PRECAUCIONES CON LAS RAZAS PELIGROSAS

Los veterinarios insisten en que la peligrosidad de un perro no tiene por qué venir determinada por la raza, sino por su conducta agresiva y que ésta se puede prevenir con educación y socialización desde cachorros.

En la actualidad, la forma de definir a los perros como potencialmente peligrosos es incorrecta, ya que se basa fundamentalmente en pertenecer o ser cruza de unas razas concretas, dejando otros muchos individuos potencialmente peligrosos, al margen. La identificación de conductas indebidas, suelen hacerse mediante la realización de un test estandarizado a todos los ejemplares mayores de cierta edad y que superen un determinado peso, debería ser la tarea de trabajo.

El miedo y la ansiedad están detrás de la mayoría de las conductas agresivas, los perros se sienten amenazados, peligran sus recursos, defienden aquel que consideran su territorio, incluso como respuesta al castigo; y cuando las personas u otros animales se retiran al percibir las señales de agresividad del perro, se refuerza claramente esta conducta de fomentar voluntariamente la agresividad mediante la educación o el adiestramiento, lo cual es un auténtico disparate. 

Solemos preguntarnos a raíz de este tema, cuales son las razas de perros que se consideran potencialmente peligrosos? En Argentina, según la ley 4.078/12 aprobada por el Gobierno de Buenos Aires, se considerarán perros potencialmente peligrosos aquellos que pertenezcan a las siguientes razas:

  • Pit bull terrier
  • Staffordshire bull terrier
  • American staffordshire terrier
  • Bull terrier
  • Dogo argentino
  • Dogo de burdeos
  • Fila brasileño
  • Akita inu
  • Tosa inu
  • Doberman
  • Rottweiller
  • Bullmastiff
  • Gran perro japonés
  • Presa canario
  • Mastín napolitano
  • Pastor alemán
  • Cane corso

Además de estas 17 razas, la ley vigente en la provincia de Buenos Aires considera que los siguientes perros también pertenecen a la categoría de perros potencialmente peligrosos: Cualquier cruce derivado de las razas anteriores, perros adiestrados para el ataque, perros con más de 20 kilogramos de peso corporal, cabeza voluminosa y cuello corto, perímetro torácico superior a los 60 centímetros, fuerte musculatura, mandíbula grande, resistencia física y carácter marcado.

 ¿Cuáles son las obligaciones con las que debe cumplir el propietario?

Los propietarios de aquellos perros considerados potencialmente peligrosos en base a la ley número 4.078 deberán cumplir con las siguientes obligaciones:

  • Se debe inscribir al perro en el registro antes de que éste cumpla los 3 meses de vida.
  • Se debe identificar al perro a través de una chapa metálica colocada en su collar, en ella se debe indicar el nombre del propietario y el número de inscripción en el registro.
  • Para sacar al perro a la vía pública éste se deberá llevar atado a una correa no extensible con un máximo de 2 metros de longitud, además, es obligatorio el uso de bozal.
  • El hogar deberá estar vallado adecuadamente para proteger a las personas que circulen por la vía pública y pasen cerca de la propiedad privada donde habita el perro.
  • Si se da cualquier incidente en el que el perro haya generado daños o perjuicios a su propietario o a un tercero deberá comunicarse de inmediato al registro.
  • La cesión, robo o pérdida del perro debe comunicarse al registro, si se establece un nuevo propietario, debe realizarse una nueva inscripción.
  • Queda completamente prohibido el abandono de los perros afectados por esta legislación.

Debemos ser responsables a la hora de adquirir un perro de raza con las características antes mencionadas. Cuidemoslo y dediquemosle tiempo, ellos lo necesitan.

Una mascota es una vida, no un juguete.