VEHÍCULOS SUSTENTABLES DEL PRESENTE Y FUTURO

AHORREMOS EN ENERGÍA.
29 abril, 2019
EL CAMBIO CLIMÁTICO, TAMBIEN ES TU PROBLEMA.
29 abril, 2019

VEHÍCULOS SUSTENTABLES DEL PRESENTE Y FUTURO

Más de la mitad de los habitantes del planeta viven en grandes ciudades. En el año 2050 la cifra habrá aumentado a casi dos tercios de la humanidad. Esta previsible aglomeración de los núcleos urbanos nos plantea múltiples retos que con el Objetivo de Desarrollo Sostenible como conseguir espacios inclusivos, seguros y sostenibles.

No es posible lograr este objetivo sin una profunda revisión a nuestra forma de habitar las ciudades. Y en esa transformación, admitir la importancia de la movilidad sostenible será una de las claves. El mundo está pidiendo a gritos la eliminación de los combustibles, la reducción del tráfico en las ciudades y la apuesta por medios de transporte sostenibles. 

El transporte, es una de las principales causas de la contaminación ambiental. Los gases que producen los medios de transporte no solo son un problema irreversible para el calentamiento del planeta, sino que además son una de las principales causas de la contaminación atmosférica. Este grave problema medioambiental afecta a nuestra salud mucho más de lo que pensamos y ocasiona alrededor de siete millones de muertes anuales en todo el mundo. 

Para que las ciudades puedan contar de una movilidad realmente sostenible, deben contemplar la accesibilidad como uno de los objetivos urbanísticos prioritarios. Promover soluciones para ello es cosa de las administraciones, pero Google cuenta ya con una herramienta que ayudará, precisamente, a que los espacios urbanos sean más inclusivos. La empresa ha introducido rutas accesibles para sillas de ruedas o personas con alguna discapacidad física en las funcionalidades de Google Maps.

Cada vez es más difícil justificar por qué no somos más sostenibles en nuestros traslados por la ciudad. Las alternativas que ofrecen muchas de las grandes urbes cada vez es mayor, desde transporte público limpio, hasta todo tipo de vehículos eléctricos compartidos que no emiten ningún tipo de gas contaminante.

Pedalear no contamina y es una de las opciones de movilidad más sostenible y, de paso, más saludable. La bicicleta es un excelente medio de transporte que cuida el medio ambiente ya que reduce la contaminación del aire, la huella ecológica, las emisiones de carbono y, además de saludable, ¡cuida tu bolsillo!

Hasta la II Guerra Mundial, la bicicleta era el medio de transporte por excelencia en las ciudades, pero excepto en países como Holanda o Bélgica, fue quedando aparcada a mera actividad de recreo. Sin embargo, la reciente crisis y el encarecimiento del petróleo han contribuido a un ligero ascenso de medios de transporte más económicos y ecológicos, como la bicicleta eléctrica. La bicicleta eléctrica o e-bike, es una bicicleta tradicional, a la que se le instala un motor eléctrico para que ayude en el pedaleo. Podemos comprarla directamente o podemos optar por adaptar una bicicleta convencional.

Estas son más económica que los autos y motos a combustión, y también más barata que comprar un vehículo eléctrico para la ciudad. Podes adaptar tu bicicleta tradicional mediante un kit, incluso la podes convertir tú mismo en pocos minutos, por lo que no necesitas hacerte con una bicicleta nueva. No contamina y por tanto ayuda a combatir la contaminación del aire urbano. 

Según la condición física de la persona, el tipo de terreno o la distancia, la bicicleta eléctrica resulta más cómoda porque permite recorrer más distancia, por ejemplo, o en las subidas en el caso de hacer un ejercicio físico más moderado. La bicicleta no te lleva sola, la sensación es de un ligero impulso al arrancar, por lo que el movimiento es suave y fluido.

Probar con estos medios de movilidad te ayudará en tu salud física y mental, y sin en tu bolsillo notaras la diferencia.